transporte-movilidad-sostenible-tras-Covid19-Global-Paris

El transporte o movilidad sostenible en España tras el COVID-19

El COVID-19 ha puesto contra las cuerdas a numerosos aspectos de nuestra vida. En esta “nueva normalidad” ha cambiado, por ejemplo, la forma de saludarnos y hemos teletrabajado más que nunca. También, afortunadamente, nos hemos dado cuenta de que cuidando la salud del planeta cuidamos la nuestra. Por eso, hoy nos preguntamos cuál es el presente y futuro de la movilidad o transporte sostenible en España tras el coronavirus. ¿Existen aún modelos eficientes, respetuosos con el medio ambiente y seguros? Analizamos a continuación cómo podemos seguir apostando por esta forma sostenible de desplazarnos, pero sin riesgos:

El transporte público tras el COVID-19

¿Podemos usar el transporte público? ¿Es seguro?

Sí, pero extremando las precauciones. Evita las horas punta, respeta los límites de aforo, usa siempre mascarilla e intenta, cuando sea posible, mantener la distancia social. De todos modos, hay que tener en cuenta que las empresas han adoptado las medidas de prevención, seguridad e higiene oportunas. Por ejemplo, ¿sabías que los autobuses urbanos de Murcia son los primeros de España en obtener la certificación Stop Covid-19 de la Agencia para la Certificación de la Calidad y el Medio Ambiente (ACCM)? Con este sello verifican que los vehículos ofrecen las máximas garantías de seguridad en el transporte de pasajeros.

La movilidad compartida: carsharing, bicisharing, motosharing, kicksharing y carpooling

El carsharing, bicisharing, motosharing y kicksharing son los medios de movilidad que más empuje han cobrado en los últimos años. Consiste en un servicio que pone una flota de vehículos privados a disposición de un público inscrito en una plataforma. Lo usuarios encuentran la ubicación del coche, la bicicleta, moto o patinete eléctrico que buscan a través de una app o web. Los pueden usar cuando quieran y normalmente pagando por minutos de uso. Share Now o Zity son algunos ejemplos. 

Con carpooling, en cambio, nos referimos a cuando alguien de forma privada comparte un trayecto con otros que le pagan una cantidad determinada. Blablacar sería el ejemplo más conocido.

Todas estas opciones tienen grandes ventajas económicas y para el medioambiente, sobre todo si hablamos de vehículos eléctricos. Es más, si generan su energía de fuentes renovables el círculo para proteger el medioambiente se cierra. 

¿Es seguro compartir vehículo tras el COVID-19?

Aunque es un medio más seguro que el transporte público porque evitamos aglomeraciones, no lo es tanto como el transporte individual que veremos más adelante. Eso sí, si vas a compartir vehículo con personas con las que convivas o existe un contacto físico frecuente el riesgo es menor. En cambio, con personas con las que estos requisitos no se cumplen las mascarillas son obligatorias e incluso recomendado el uso de guantes. Para tu tranquilidad, algunas de las medidas para evitar contagios que han incorporado ciertas empresas son: toallitas hidroalcohólicas e higienización y desinfección de vehículos y cascos entre usos.

Nuestros medios de transporte sostenible favoritos

Puede que para frenar los rebrotes del COVID-19 elegir el transporte individual sostenible tiene un gran futuro hoy en día. El uso privado de la bicicleta, los patinetes e ir andando son útiles al menos para: 

  • Mantenerte en buen estado físico. 
  • Contrarrestar las limitaciones de aforo en el transporte público.
  • Evitar que los vehículos, aun siendo compartidos, continúen elevando los niveles de contaminación en las ciudades.

Como ves, aún es posible moverte de forma sostenible. No obstante, es muy importante seguir las indicaciones para limitar la propagación del coronavirus que indica el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. También es clave respetar siempre las indicaciones de las autoridades sanitarias.  

Cuéntanos, ¿qué transporte o medio de movilidad sostenible elegirás para desplazarte durante esta “nueva normalidad”?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *