es-lo-mismo-reutilizar-que-reciclar-diferencias-global-paris

¿Es lo mismo reutilizar que reciclar? Diferencias

No. La verdad es que reutilizar y reciclar no es lo mismo. Aunque para algunos pueda parecer obvio, estos términos suelen llevar a confusión. A veces se utilizan como sinónimos o se intercambian, cuando en realidad son acciones complementarias para darle un respiro al planeta. Conozcamos qué significa cada uno y algunos ejemplos:

¿Qué tienen en común “reutilizar” y “reciclar”?

Ambos se parecen en algo muy relevante: forman parte de la filosofía de economía circular. Esta aboga por cuidar del medio ambiente creando ciclos de producción cerrados, en contraposición a la economía lineal, que apuesta por producir, usar y tirar. Además, están incluidas en las llamadas “7Rs del reciclaje”.  A saber: reflexionar, rechazar, reducir, redistribuir y reclamar completarían el grupo. Todas son clave para lograr un futuro más sostenible y ahorrar recursos. 

¿En qué se diferencian “reciclar” y “reutilizar”?

En las siguientes líneas explicamos en qué consiste cada acción y cuáles son sus diferencias con ejemplos:

Qué significa “reutilizar” y ejemplos que ayudan al planeta 

Como su propio nombre indica, reutilizar es volver a usar un material, bien, producto u objeto para el mismo uso u otro distinto del original. El objetivo es darle una segunda vida. Un aspecto importante es que no implica una transformación como en el caso del reciclaje. ¿Qué conseguimos con ello? Extender su vida útil y reducir la generación de residuos. 

Algunos ejemplos de reutilización serían las manualidades elaboradas con revistas de papel o crear un florero a partir de una botella de vino de vidrio. También hay tareas de bricolaje como fabricar maceteros a partir de latas o sofás con pallets reutilizados. Otro ejemplo que nos encanta sería crear columpios y hamacas con neumáticos viejos, como los que reciben los compañeros de Desguaces París

Reciclar: qué significa y ejemplos 

El reciclaje consiste en sacar el máximo partido de residuos que vuelven a entrar en el proceso de producción. Dicho material pasará por una transformación en una planta de reciclaje que lo tratará para aprovechar sus componentes obteniendo materias primas para crear nuevos productos. Hablando desde nuestra experiencia en la planta de eRecycling, este tratamiento consiste, a grandes rasgos, en la separación y almacenamiento automático de materiales como el hierro, el plástico, el aluminio, el cobre, el poliuretano y el vidrio, además de la recogida de los gases contaminantes.

Eso sí, en primer lugar, es en casa donde comienza esta cadena de reciclaje. ¿Cómo? Con la selección y clasificación selectiva de los desechos en su contenedor apropiado: cartón, vidrio, plástico, orgánico…  La principal ventaja del reciclaje es que evitamos el consumo de nuevas materias primas.

Algunos ejemplos de reciclaje serían las bolsas de basura a partir de plástico reciclado, como las que usamos en Global París. Te invitamos a leer el artículo sobre reciclaje creativo para darle alas a tu imaginación y descubrir más ideas.

¿Tienes ya claro la diferencia entre “reutilizar” y “reciclar”? Si no, déjanos un comentario o pregúntanos en nuestras redes sociales. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *