errores-comunes-al-reciclar-global-paris

Los 8 errores más comunes al reciclar

Hemos recopilado algunos de los errores más habituales a la hora de reciclar. Así que la próxima vez que te acerques al contenedor, ¡no dudarás! 

Para qué sirve cada contenedor de reciclaje

Repasemos qué material debemos depositar en cada contenedor:

  • El azul el de papel y cartón.
  • El verde es para el vidrio.
  • El amarillo el de los envases y plásticos.
  • El marrón acoge a los residuos orgánicos.
  • El contenedor gris es el de los desechos en general.

Los errores más habituales al reciclar

  1. Los tetrabriks

Los envases de zumos, leche o salsas en forma de brik siempre al contenedor amarillo. Aunque creas que son de cartón, también están compuestos por aluminio y plástico. De ahí que el azul no sea el adecuado.

  1. El papel y cartón sucio

A pesar de ser materiales 100% reciclables, dejan de serlo si están sucios. Hablamos, por ejemplo, de cajas de pizza, pañuelos o servilletas usadas o cualquier otro tipo de papel sucio. Si los echas al contenedor azul puedes contaminar el resto y evitar que todo pueda ser reciclado. Así que su lugar correcto es el cubo de desechos orgánicos.

  1. El papel de aluminio y papel film 

Ocurre como en el caso anterior. Deben depositarse en el contenedor amarillo, pero solo cuando estén limpios. El inconveniente es que no suelen estarlo porque envuelven alimentos. Por eso es tan importante comprar a granel. 

  1. La vajilla de cristal

¿Crees que el destino de todos los materiales de vidrio es el contenedor verde? ¡Así es! Pero vidrio y cristal no son lo mismo. Por eso tirar vasos, platos o copas de cristal es uno de los errores más frecuentes al reciclar. Busca un punto limpio y deposítalos ahí. El motivo es que, en realidad, en su composición, hay algo más que vidrio.

  1. Las perchas

Algo que resulta curioso es que, las perchas, sí están consideradas como un envase de plástico. Por eso es correcto, si ya no puedes reutilizarlas, que las tires al contenedor amarillo. 

  1. Los sprays

Muchos dudan de si un spray, conocido también como aerosol, pulverizador o rociador, se puede reciclar. ¡La respuesta es que sí! Da igual del tipo que sea: perfume, pintura, insecticida o desodorante, por ejemplo. Debemos depositarlo en el contenedor amarillo. Pero, eso sí, es imprescindible que esté vacío y que sea de metal o plástico. De lo contrario, debe ir derecho al punto limpio. 

  1. Los juguetes

Los juguetes de plástico que no quieras regalar o reutilizar puedes depositarlos en el contenedor gris de restos. Además, si tienen pilas, quítalas y llévalas a su propio contenedor. Si no, acabarán en un vertedero donde pueden liberar compuestos tóxicos como mercurio o plomo y contaminar la naturaleza. 

  1. Los cepillos y la pasta de dientes 

¿Van los dos al contenedor amarillo? Podríamos pensar que el pack iría junto, pero la verdad es que solo la pasta se considera un envase. El cepillo, en cambio, iría también al punto limpio, aunque sea de plástico.

¿Cuántos de esos errores tan comunes al reciclar sueles cometer? Cuéntanos en comentarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *