Entradas

Ahorrar energía siendo respetuoso con el medioambiente

¿Quieres ahorrar energía siendo respetuoso con el medioambiente al mismo tiempo? ¡Es posible! Darle un respiro a tu bolsillo y al planeta no están reñidos, sino que son complementarios. Descubre cómo disminuir el consumo eléctrico a continuación: 

¿Por qué el ahorro de energía eléctrica también protege al planeta?

Ahorrar energía significa disminuir la emisión de gases contaminantes. Estos a su vez están derivados del consumo de combustibles necesarios para generar energía eléctrica. Todo esto nos lleva a luchar contra el cambio climático y el efecto invernadero. Además, notarás una rebaja significativa en la factura de la luz. Como ves, el resultado es sostenible y beneficioso para todos. 

Cómo puedo ahorrar energía eléctrica respetando el medioambiente

Repasamos 4 medidas para ser respetuoso con el planeta y ahorrar en la factura de la luz:

1.Bombillas LED. Este tipo de equipos pueden disminuir el consumo casi un 90% respecto a las bombillas incandescentes. ¿Qué tal si son protagonistas, como mínimo, en casa y en los centros de trabajo? 

2. Luz solar. Con esta propuesta nos referimos al menos a dos vías con la que podemos ahorrar:

Aprovechar el sol cada día lo máximo posible, tanto para calentar los edificios como para iluminarlos. Hay acciones simples como mantener las persianas elevadas desde que amanece o tener en cuenta la orientación del edificio para diseñar cada estancia. 

Apostar por la energía fotovoltaica y las placas solares. Sabemos que esta opción no está al alcance de cualquiera. No obstante, hay que recordar el gran potencial que algunos territorios tienen si apuestan por esta energía renovable. Por ejemplo, en la Región de Murcia, donde nace Global París, según los últimos datos del Centro Regional de Estadística de Murcia, contamos con más de 3.000 horas de sol anuales. Es una pena desaprovecharlos, ¿no crees?

3. Los electrodomésticos. En este aspecto también existen como mínimo dos formas de ahorrar energía eléctrica:

  • Las etiquetas de eficiencia energética. Con ellos nos referimos a la clasificación en 7 grupos de los electrodomésticos de acuerdo a su consumo. Se englobarían por letras, de la A la G, y por colores, del verde al rojo. La etiqueta ideal la identificarás por su color verde oscuro y la denominación A+++. Dentro de esta escala es la que tiene mayor nivel de eficiencia energética y menor consumo. En cambio, en el otro extremo, encontraríamos a los equipos con la etiqueta de color rojo y la letra D que serían los menos eficientes. 
  • La energía residual. Recuerda desconectar el horno o la placa de vitrocerámica antes de terminar el cocinado. Así, con el calor que queda, podrás terminar tu receta sin gastar de más. Con este uso inteligente de los electrodomésticos vas a ahorrar en la factura de la luz y protegerás al mismo tiempo el medioambiente.

4. Bye, bye, stand by. O, lo que es lo mismo, desconecta los aparatos que estén en estado de reposo o stand by. Sí, esos que permanecen conectados a la red eléctrica y que con solo pulsar un botón se encenderían. Aunque no los utilices, continúan consumiendo energía. Es lo que se conoce como «consumo fantasma» que, a quien más asusta, es al propio planeta. Por eso puedes utilizar regletas para apagar el interruptor y dejar de consumir. Los temporizadores para activar y desactivar los aparatos eléctricos que solo utilices durante determinados momentos (la calefacción, por ejemplo) también son una gran opción. 

Ahora es tu turno.

¿Cómo ahorras tu energía siendo respetuoso con el medioambiente?

Tenemos ganas de leerte en comentarios para que nos ilumines con tus ideas.