Envases ecológicos: cuáles usar para no dañar el medio ambiente.

Los envases ecológicos y biodegradables están siendo cada día más usados por empresas y ciudadanos debido al aumento de la concienciación sobre el cuidado del medioambiente. Además, con el paso de los años han ido apareciendo nuevas técnicas de reciclaje y nuevos materiales con los que fabricar los envases ecológicos que actualmente usamos. 

Estos envases más respetuosos con el medioambiente debido a su menor impacto en la naturaleza y a su fácil reciclado, se utilizan cada día más en ámbitos como el comercio o la restauración, y poco a poco van haciéndose entre los fabricados principalmente en plástico no reciclable ni biodegradable. 

Envases biodegradables, ¿cómo son? 

  • Los envases ecológicos están fabricados con materiales que tienen un menor impacto medioambiental y porque, además, se utiliza materia prima reciclada y reciclable.
  • Son envases que además no provienen de derivados del petróleo como el plástico convencional. Así, su fabricación o eliminación no implica la emisión de gases contaminantes a la atmósfera que favorecen el cambio climático.
  • Lo más característico es que están fabricados a partir de compuestos vegetales, lo que significa que se descomponen más fácilmente en la naturaleza o en los vertederos. A la vez, pueden ser también compostables y estos envases se convertirán en sustrato orgánico y usados como abono para generar nueva materia vegetal, con la que a su vez crear nuevos envases.

4 características de los envases ecológicos. 

  1. Fabricados con maderas, papeles, cartones reciclados u otros materiales reutilizables.
  2. Usan pinturas y pegamentos ecológicos como.
  3. Suelen fomentar la economía circular de manera que un envase puede ser posteriormente utilizado por el usuario para otro fin. 
  4. Dejan escasa huella ecológica teniendo en cuenta el peso y el tamaño del envase para su transporte logístico y evitando así las emisiones de CO2. 

Desde Global Paris somos conscientes de que la sostenibilidad ha de ser tratada como una manera de cuidar el medio ambiente y como ciudadanos debemos hacer un uso conscientes de los recursos, eligiendo siempre la mejor opción para cuidar el planeta.